Las Leyendas y Secretos del cerdo ibérico de bellota Carrasco Guijuelo llegan a Vizcaya

Las Jornadas del Ibérico Fresco de Bellota de Carrasco Guijuelo, empresa líder en ventas e innovación en Guijuelo, llegan por primera vez a Vizcaya, una oportunidad única para degustar esta carne premium, que normalmente no se comercializa

Seis chefs vizcaínos diseñarán platos únicos con los cortes clásicos y, como principal novedad este año, los más desconocidos del cerdo ibérico de bellota -como el lagarto, el abanico, la tapilla o la papada- que estarán disponibles fuera de carta sólo durante el mes de febrero

Coincidiendo con la época de matanza, Carrasco Guijuelo lleva por primera vez a Vizcaya las Jornadas del Ibérico Fresco de Bellota, una iniciativa que la empresa salmantina lleva realizando cinco años en Madrid -de la mano de chefs como el estrella Michelin Roberto Ruiz de Punto MX o Estanis Carenzo de Sudestada- y tres en Guipuzcoa y mediante la cual pone a disposición de los cocineros la carne fresca de sus cerdos ibéricos alimentados con bellota. Una carne que por su gran calidad no se comercializa en el mercado ya que está destinado a la elaboración de jamón y embutido ibérico de bellota.

Bajo el título ‘Leyendas y secretos del cerdo ibérico fresco’, Carrasco Guijuelo pone ahora a disposición de algunos de los mejores chefs vizcaínos una selección de cortes de su mejor cerdo ibérico de bellota. Este año, como principal novedad, además de los cortes clásicos -como el secreto, la presa y la pluma-, los chefs podrán hacer sus interpretaciones magistrales con una selección de cortes más desconocidos y difíciles de encontrar. Entre ellos, el lagarto –un corte alargado situado junto a la columna vertebral-, el abanico –la envoltura externa de las costillas-, la tapilla –una pieza jugosa muy parecida a la presa- o la papada ­–un corte muy tierno constituido por los tejidos músculo-cutáneos de la parte ventral de la cabeza-.

PLATOS ÚNICOS FUERA DE CARTA

Fuertemente comprometida con el hostelero, Carrasco Guijuelo -una de las sólo cinco empresas productoras de ibérico que cuenta con su propia piara de cerdos criados en su propia finca- busca despertar la creatividad de los cocineros en platos únicos y fugaces y permitir al público disfrutar, por un tiempo limitado, de la excelsa carne de sus cerdos ibéricos de bellota fresca. Así, durante el mes de febrero, los restaurantes Etxanobe, Yandiola, Porrue, Boroa Jatetxea, Jauregibarria y La Ribera ofrecen fuera de carta platos exclusivos a través de los cuales cada uno de sus chefs interpreta y ensalza a su manera las virtudes de una carne ternísima, sápida y excepcional: la de cerdos de raza ibérica pura, criados y alimentados con bellotas en las fincas que Carrasco Guijuelo posee en la dehesa extremeña, el lugar con mayor concentración de encinas de Europa. En definitiva, un producto premium de temporalidad muy limitada que sólo está disponible durante cinco semanas al año. 

Presa ibérica de bellota Carrasco asada a la parrilla en velo de calabaza, nabitos, cebolla morada de Zalla y gominola de tempranillo es la propuesta de Jabi Gartzia que estará disponible fuera de carta en Boroa Jatetxea (Amorebieta), un restaurante que se esfuerza por redescubrir la cocina día a día. Por su parte, Fernando Canales del estrella Michelin Etxanobe (Bilbao) se atreve con el lagarto ibérico de bellota, uno de esos cortes más desconocidos que acompaña con  guarnición de lingote de patata con regaliz y compota de calabaza. Unai Campo del restaurante Porrue (Bilbao) apuesta también por este mismo corte e interpreta su sápida carne en forma de tartar. Ricardo Perez sorprende en el tradicional y vanguardista Yandiola con el abanico ibérico de bellota a la brasa -otro corte difícil de encontrar- y lo sirve reposado sobre tomillo y romero ahumados y acompañado de cardos con almendras. Otras propuestas son el ragout de pluma ibérica de bellota Carrasco y trufa, con milhojas de panceta y crema avainillada de orejones, un plato diseñado por Beñat Ormaetxea que estará disponible en su restaurante Jauregibarria (Amorebieta-Etxano) y en La Ribera (Bilbao) se podrá degustar la pluma ibérica de bellota Carrasco a la plancha, emulsión de coliflor y bombón de manzana y foie, un plato del chef Joseba Zuazo.

Creaciones únicas que desvelan la versatilidad de esta carne en cocina y su calidad excepcional,  ya que Carrasco Guijuelo solo la comercializa en jamón, paleta, lomo, chorizo y salchichón de bellota.

 

DIRECCIONES

 

Boroa Jatetxea: San Pedro de Boroa Auzoa, 11, Amorebieta / 946 73 47 47

Etxanobe: Palacio Euskalduna, Avenida Abandoibarra, 4, Bilbao / 944 42 10 71

Jauregibarria: Barrio Bideaur, 4, Amorebieta-Etxano / 946 30 16 32

La Ribera: Calle Ribera, 20, Bilbao / 946 023 791 

Porrue: Alameda Recalde, 4, Bilbao / 944 23 13 13

Yandiola: Plaza Arriquibar, 4, Bilbao / 944 133 636